jueves, 9 de marzo de 2017

Prueba final


Tal como comenté, en el último artículo dedicado a la estación oculta, faltaba un video en el que se viera la estación oculta funcionando en automático y con trenes. Bueno pues en este artículo tenemos el vídeo.

La prueba la he efectuado con ocho locomotoras, que inicialmente se sitúan cada una en un vía de estacionamiento.

Naturalmente para que la prueba fuese más real habría que haber tenido todo el trazado de la maqueta, de modo que cuando un tren sale de su vía de estacionamiento, da la curva, y sale hacia la derecha, debería circular por toda la maqueta y volver a llegar a la estación oculta por la vía paralela a la que salió.

Como no hay más que un palmo de vía a la derecha de las dos vias que salen por la derecha ese recorrido no puede hacerse, asi que para grabar el vídeo lo que he hecho es que cuando una locomotora sale por la derecha, la paro y le doy marcha atrás. Entonces la locomotora retrocede y circula marcha atrás pasando por la vía de sobrepaso de la estación hasta situarse otra vez a la entrada de la estación. Ahí la vuelvo a parar y doy marcha adelante con lo cual entra como si viniera después de hacer el recorrido por toda la maqueta.

Se comprueba en el video que la única operación manual que se hace, es este cambio de sentido en los dos extremos de las vías, pero todo el manejo de los desvíos y el control de la arrancada y parada de los trenes es completamente automático.

También vemos en algún momento el cuadro de control de la estación oculta funcionando solo, con sus luces encendiéndose y apagándose mientras los desvíos cambian y los trenes arrancan y paran. Los franceses les llaman a las estaciones ocultas "estaciones fantasma" (station fantôme)  y a la vista de lo que aquí vemos parece bastante apropiado.



Por cierto, ahora que sale el tema del nombre que se le da en distintos idiomas a las estaciones ocultas cuyas traducciones son cosas como estación fantasma o estación en la sombra me viene a la memoria un comentario reciente de un lector al que le parecía extraño que yo dijese que los desvíos de salida de las vias de estacionamiento de mi estación oculta, solo se toman de talón, y por eso no llevan motores. Supongo que estaba pensando que una estación oculta es como una estación cualquiera, en la que se hacen maniobras, y por tanto se necesita poder entrar a cualquier desvío en cualquier dirección.

No se si la cuestión nace de la confusión que provoca el término "estación oculta" pero en todo caso voy a referirme al tema de qué es exactamente una estación oculta y porqué las ponemos en las maquetas.

Es curioso que a veces se ven en los foros comentarios de aficionados que dicen cosas como que no encuentran sentido a una estación oculta, porque lo bonito de las estaciones son las maniobras y si no se ven, no tienen sentido. Incluso he visto alguno que decía que después de gastarse un buen dinero en vías y desvíos no le apetecía nada enterrarlos fuera de la vista.

Todo esto insisto, viene más que nada del hecho de que llamemos a estos elementos "estaciones ocultas" cuando lo primero que hay que decir es que no son una estación.

Yo siempre digo que una maqueta de trenes debe producir en la persona que la ve, una impresión lo más cercana posible a lo que ve al contemplar una instalación ferroviaria real. Por eso a mi me desagradan esas típicas maquetas formadas por óvalos concéntricos  en las vemos girar una y otra vez trenes que dan vueltas infinitas. Curiosamente hay muchos aficionados que son muy escrupulosos en el detalle y la fidelidad del material rodante, y sin embargo cuando hacen el trazado de una maqueta, crean un circuito que no se parece para nada a una instalación ferroviaria real, y muchas veces no es más que un conjunto abigarrado de vías dispuestas con el criterio de aquí pongo un desvío y otra vía porque caben

Por eso, yo insisto en que debemos fijarnos en qué es lo que vemos cuando vemos un ferrocarril real y tratar acercarnos lo más posible. Está claro que un ferrocarril real está formado por una larga línea, de muchos kilómetros con estaciones a lo largo de su recorrido. Sin embargo cuando estamos en la proximidad de una linea vemos solamente unos pocos kilómetros o incluso menos, y seguramente alguna estación. Nada que ver con óvalos y cruces de vías por todas partes.

Así que si queremos hacer algo parecido a la realidad debemos reproducir una línea de vía sencilla o doble, y probablemente una estación de tipo pequeño o como mucho mediano. Una estación real un poco grande requiere ya un espacio para ser reproducida que no es posible encontrar en una instalación de aficionado.

Pero lo que no puede ser es que veamos que la linea se cierra sobre si misma. Siempre debemos simular que lo que vemos es una pequeña parte de una línea muy larga, y por lo tanto la linea tiene que "entrar" por un sitio y "salir" por otro. Aunque pueden hacerse otros trucos, lo habitual es que haya dos bocas de túnel por las que se supone que llega la vía desde lejos y después de pasar por la maqueta sale por la otra boca hacia lo que sería la continuación de la línea. Adviértase que nunca puede darse la impresión de que estas dos bocas son la entrada y la salida de un mismo túnel. Por el contrario cada boca debe parecer la boca que vemos de un túnel cuya otra boca está fuera de la maqueta.

Evidentemente, esa es una impresión para el espectador, pero las vías que entran por una de estas bocas no pueden acabar fuera de la maqueta. Por el contrario, estas dos bocas de túnel dan paso a una zona oculta que yo llamo la tramoya, porque es una parte que el espectador no ve, pero donde se crea la ilusión que como en un teatro le hace parecer real lo que no es más que un truco.

Pero no olvidemos que no se trata solo de simular la infraestructura ferroviaria, sino que también queremos simular el tráfico de trenes. Así que si hacemos lo posible porque nuestra maqueta represente una "vista parcial" de una línea ferroviaria, no podemos dejar que la circulación de trenes evidencie que no es así. De modo que si vemos que un tren sale por una de esas bocas de túnel que se supone que van lejos, no es admisible que veamos inmediatamente aparecer el mismo tren por la otra boca (o por la misma en sentido contrario)

Así que la tramoya, deberá conseguir que cuando un tren sale "del escenario" no vuelva a aparecer inmediatamente, pero si que veamos llegar nuevos trenes que llegan por alguna de esas dos bocas de túnel y se van por la otra, después de haber parado o no en la estación, o incluso después de hacer alguna maniobra, cambio de locomotora, dejar de o recoger vagones, etc.

Evidentemente no podemos pretender que la tramoya suministre trenes nuevos de forma indefinida. Es normal que volvamos a ver aparecer trenes que ya vimos antes al cabo de cierto tiempo, pero al menos no inmediatamente y siempre después de haber circulado algún otro tren antes de volver a ver el mismo.

La forma normal de conseguir esto es con una estación oculta, pero vuelvo a insistir en que una estación oculta es parte de la tramoya, y su sentido es intercambiar trenes para producir este efecto visual en el tráfico, pero en modo alguno es una imitación de una estación real, De hecho todos estos elementos ocultos de las maquetas como las estaciones ocultas, las rampas helicoidales etc. nunca tratan de imitar nada real, ni en su aspecto ni en su función, porque naturalmente en el tren real no existen los modelos correspondientes.  Así que una estación oculta no trata de imitar una estación de ningún tipo (ni siquiera una estación subterránea, que si que existen en la realidad) En definitiva que no deberíamos llamarle estación.

Una estación oculta es un elemento que permite que cuando un tren llegue a ella, quede estacionado y en su lugar salga otro tren que continúa el recorrido. Lo apropiado es que cuando llegue otro tren salga un tercero, y asi sucesivamente, de manera que normalmente la estación oculta se convierte en un almacén de trenes, preparados para salir a hacer su recorrido, y en las más grandes puede haber docenas de trenes.  Realmente esto se puede conseguir de muchas formas. En internet se encuentran a veces dispositivos que tienen esta función y que consisten en plataformas deslizantes de muchas vías, plataformas giratorias, ascensores que funcionan como una noria... y muchos inventos más Por ejemplo: https://youtu.be/dxRJ9rdyX4c. Sin embargo la forma más sencilla de construirlas es mediante desvíos, así que el aspecto puede parecerse a una estación.

Este es el sentido de esta estación oculta, y parece que va a poder cumplir perfectamente su función.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos