miércoles, 15 de abril de 2015

Levantando el cierre


En alguna ocasión he comentado, que tenía la intención de organizar un sistema para que los seguidores de este blog, y también los que me conocen a través de foros, y otras páginas, pudieran adquirir algunos de los dispositivos electrónicos, que comento en este blog.

La verdad es que he retrasado más de lo previsto este asunto, en parte porque no sabía muy bien que forma darle. No quería organizar una tienda "formal" de comercio electrónico recurriendo a una de las múltiples opciones comerciales, porque en primer lugar hay que pagar una tasa, y en segundo lugar porque eso puede dar la falsa sensación de que detrás hay una organización más o menos potente.

Otra opción era recurrir a ventas por E-Bay, pero después de estudiar el tema tampoco me ha convencido demasiado el sistema, en primer lugar porque también hay que pagar y es muy fácil quedar perdido entre un marasmo de millones de ofertas de venta.

Al final me he decantado por una solución artesana, basada en una serie de facilidades que proporciona PayPal. Al menos es una opción cuyo coste fijo es nulo, y sólo se paga un porcentaje a PayPal por cada venta.

Insisto en el tema del coste, porque naturalmente cualquier coste añadido tendría que repercutirlo en los precios de los productos, y quiero mantener éstos los más ajustados posibles.

Como podrán comprobar los visitantes, se trata simplemente de una web abierta, en la que puede entrar cualquiera y no es necesario registrarse ni aportar ningún dato. En una serie de páginas se ofrecen los productos y cada uno de ellos va acompañado de un botón "Añadir al carro". Cuando un comprador pulsa uno de esos botones, pasa a una página que ya es de PayPal, no mía, donde va componiendo su compra y llegado el momento tiene la opción de pagar. Todo este proceso, insisto, es de PayPal y no mío, de manera que los datos de dirección de envío, detalle de pedido, etc me los envía PayPal a mi, una vez que la compra se ha efectuado. Por supuesto yo no recibo ningún dato bancario del comprador. De esta forma toda la seguridad y confidencialidad está garantizada por PayPal, y por otra parte a mi me libera de toda la gestión de usuarios y de cobros.

Aclaro que no es necesario tener cuenta en PayPal para hacer una compra. Si llegado el momento del pago, el usuario no tiene cuenta, PayPal le ofrece varias opciones de pago, incluido el pago por tarjeta de crédito, y por supuesto la opción de abrirse una cuenta en PayPal.

Mantengo la opción de comprar por correo electrónico. A este respecto he creado la cuenta de correo "latiendadeifuval@gmail.com" preferentemente para compras desde fuera de España, ya que una de las limitaciones del sistema es que no es posible calcular los gastos de envío en función del país de destino. Esta dirección de correo puede utilizarse para cualquier comunicación relacionada con la tienda.

A partir de ahora, en el menú de la cabecera de este blog estará el enlace para entrar directamente a la tienda, aunque también se puede tener acceso con esta dirección:


Queda claro que con esto no pretendo hacer ningún negocio. En primer lugar porque el mercado es muy limitado y sobre todo porque requiere la confianza de los posibles compradores. Se trata simplemente de dar facilidades y que el que quiera probar alguno de estos elementos no se sienta cohibido de pedírmelo como un favor.

A ver cómo se va dando el tema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos